LA INFERTILIDAD Y LOS MILAGROS

A todas mis amigas les gustan los niños, pero hay una en particular que es espontanea, creativa y les demuestra mucho afecto cuando trabaja en proyectos con ellos.

Un dia, conversando me compartía sus sentimientos con respecto a lo que sentía por esos niños y la pregunta obvia llegó, sobre sus propios hijos, los que a sus ya mas de treinta no los tenia.

- '' No puedo tener hijos"  - dijo, con voz de resignación-.

-'' Hemos hecho muchos tratamientos y nada; - Pero bueno!... no importa - "Hay que tener fe"  - Quizas algun día, Dios querrá, que yo sea madre"! - díjo.

Ese dia ha llegado y todos estamos emocionados. Continúa... "LA INFERTILIDAD Y LOS MILAGROS"