MI HABITO NO SUPERADO

Deja de comerte las uñas Sol, decía mi papá cuando era chica!

Por más que me esforzaba, ahí estaba yo a su lado, haciendo lo mismo una y otra vez, a pesar de la amenaza de poner ají o frotarme las uñas con ajo y otros menjunjes, que no me acuerdo.

Para la mayoria de las personas éste es un feo y horrible hábito; pero es frecuente y se dá en niños y adultos.

El comerse las uñas no se vé bien y existe la posibilidad de inflamaciones e infecciones.

Recuerdo aquella tarde, cuando era un poco mas grande, vi los dedos inflamados y sin uñas de una prima, que hacia lo mismo que yo. Quedé tan impresionada!... que fue mi motivación para tratar de cambiar mi mal hábito infantil. Continúa... "MI HABITO NO SUPERADO"