UN LUGAR ESPECIAL AL CUAL TODOS PERTENECEMOS

Compartir en...

Todos hemos estado en lugares donde nos hemos sentido perdidos y algunas veces solitarios. Creo que este sentimiento se dá, porque no es nuestro lugar, nuestro mundo ni nuestro ambiente.

Recuerdo mis primeros dias de escuela, cuando apenas tenia 6 años de edad, la escuela quedaba a poquitos metros de la estación del ferrocarril; el lugar que  divide y conecta a mi pueblo, con el vecindario donde creci.

Era el tiempo de esplendor de esa estación, donde el tren en ese entonces era el transporte que usaban mis primeras profesoras, para volver de regreso a sus hogares.

Recuerdo el primer  dia de clases, cuando tuve que salir de mi hogar y estar algunas horas sola, para empezar a crecer. Al terminar las clases, por primera vez caminé sola entre los otros niños hasta la estación, y me senté en un asiento de madera, junto a mi lustroso bolso de cuero cafe. Mis piernas colgaban y las balanceaba mientras esperaba y miraba hacia una sola dirección esperando que apareciera la figura de mi querida abuela, y no el tren que se llevaria a mis profesoras.

Desde ese atardecer, ella siempre aparecia a los pocos minutos, y cuando yo la veia aparecer a lo lejos sentía una tremenda seguridad, porque ella me llevaría a casa.

Me quedaba tranquilita hasta que ella estaba más cerca y entonces corría a su encuentro. Contenta le contaba lo que habia aprendido en la escuela y ella muy contenta tambien me tomaba de una mano y caminabamos por una calle larga a paso lento.

Cuando llegabamos a casa, ahí siempre estaba mi madre o lavando la ropa o preparando algo para que todos comieramos. Ese era mi hogar, mi lugar seguro, el lugar donde mis temores se disipaban.

Asi como ese  mi hogar de antaño  todos tenemos un lugar especial al cual pertenecemos; ese es nuestro mundo, el lugar seguro, donde todos nos conocemos y reimos juntos en las buenas y en las malas.

Es el lugar y el punto, donde todos queremos estar, porque es la esencia de lo que somos e irradiamos cuando de el salimos…

El Pdte. Thomas S. Monson dijo: ” Despues de  conocer el mundo, vagar por el y ver cúan efímero y a veces superficial es, aumenta nuestra gratitud por el privilegio de formar parte de algo, con lo que podemos contar; el hogar, la familia y la lealtad de nuestros seres queridos. Llegamos a comprender que nada puede reemplazar la bendita relación de la vida familiar”.

Que tengan un lindo dia!

Marisol

Post relacionados:

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Requerido *