Tag Archives: fiestas

EL DIA CUANDO EL CIRCO VINO A MI PUEBLO

58483__clownLa bondad de los niños es el reflejo de lo que han visto hacer a sus padres.

Esto lo aprendí, cuando tenia siete años de edad un dia en que el circo llegó al pueblo.

Mi curiosidad y la de otros niños, nos llevo a todos a mirar a traves de la reja de alambre de mi escuelita, ví a los animales del circo, habían leones, llamas, perros y todo un bullício que no era propio en el lugar;

Mientras miraba observé a un hombre cansado que trabajaba muy rápido llevando palos de un lado a otro, nos saludó con la mano; y aún recuerdo el sentimiento que desperto en mí.

Me sentía muy bien porque alguien  importante me habia saludado.

Fue entonces cuando abrí mi bolso de la escuela ofreciendole a ese hombre el único pedazo de pan que tenia para el recreo.

Y aunque él rehusó a tomarlo, le dije que estaba bien que yo no tenia hambre! me preguntó el nombre y por donde vivia; y todos mis compañeritos de escuela dijeron:  ¡¡Marisol, se llama Marisol !! y vive por esa calle!.

Las clases comenzaron esa tarde y ya no volví a ver a ese hombre.

La carpa del circo se levantó con rapídez, porque esa misma noche comenzaba la función.

Alrededor de las nueve de la noche mientras estaba acostada, recuerdo a mi mama diciendome: -¡¡ Marisol levantate!! – te buscan afuera; me extrañé que mi mamá, me dijera eso, si ella ya me había mandado a la cama.

Salí con ella y cúan grande fue mi sorpresa, al ver a ese hombre ahí,  afuera de mi casa.- me dijo: -“Vengo a invitarte  a ti y a tu familia para ir al circo”-.

Por mi mente de niña pasarón muchas cosas, ¿Cómo ibamos  a ir al circo si no teniamos dinero?  -“No podemos ir”.  le dije!

Entonces me dijo: – ¡¡Si puedes ir,  yo soy el dueño del circo y me llamo Estrellita!

Esa noche fuí con mi familia y todas mis amigas al circo de Estrellita!!!

Cuando recuerdo, esa escena sentada en el circo, recuerdo los sentimientos de felicidad que invadian mi pequeño corazón.

Descubrí que Estrellita, era un payaso y muy divertido. Vi un elefante pararse en un cubo de colores y levantar una pata y levantar dos patas,  ví a los trapecistas por primera vez, ví a los magos hacer magias extraordinarias.

Observé, los hermosos colores que habían por doquier y reí muchas veces, porque los otros niños también lo hacían;

Por primera vez vívia la magia del circo junto a mis amigas, aplaudiendo hasta no poder más.

Dos dias despues el circo se marchó para no volver nunca más. El payaso Estrellita se fue, dejandome un gran ejemplo de gratidud y un gran amor por la magia del circo.

Al recordar ese hermoso momento de mis siete años; no puedo dejar de agradecer a mis padres por enseñarme con su ejemplo a ser bondadosa con los demás.

Ojalá; podamos demostrar amor por otras personas, y que éste sentimiento se anide, crezca y permanezca en la vida de nuestros hijos, afectando positivamente para siempre la vida de quienes les rodeen.

Que tengan un lindo dia!

Marisol

Foto:  http://www.sxc.hu