SENTADA FRENTE A SU ESPOSO…

Sentado en un sillón como si  fuera un niño, estaba el hombre bueno para sonreir y amigo de todos, a quien no veía desde hace algunos años y que ahora está de regreso junto a su esposa.

Ella es una mujer amable, educada, de esas mujeres que a una la hacen sentirse siempre bienvenida.

Estaba sentada frente a su esposo, y fuí a sentarme a su lado para hacerle compañia. Compañia y conversación que me dejó perpleja y con una historia para contarles.

El hombre se levantó del sillón,  y empezó  a caminar de un lado a otro,  ella lo miraba con cara de resignación mientras me decia: – “El no está bien”-

¿Qué tiene? – le dije-

Tiene alzheimers y otras enfermedades realacionadas con demencia;  está tranquilo porque toma medicinas -contestó

-¡Debe ser dificil para usted?- siguiendole la conversación-.    – Sí – respondió, con un leve suspiro.

– Me da lastima-.  muchas veces, lo miro y no puedo creer que éste sea el hombre altanero, celoso, mal intensionado, maltratador, con el cual he estado casada por 53 años-.

53 años?… exclamé –

“Nadie cree, que él fue así” dijo ella.

– Pero sus hijos lo saben?  le pregunté…

“Oh sí, por eso ninguno quiere hacerse cargo de él”.

¿Lo quiere? – le pregunté.

– No Marisol, estoy vacía, no siento nada por él, solo lástima.

– La observé detenidamente, observé su cabello blanco bien cuidado y su cara de resignación…

– “no podría dejarlo solo”  díjo quietamente.

Me contó de su logro, cuando su relación con él se puso peligrosa (sin saber que estaba enfermo) y de como se sintió despues de tantos años, al abandonarlo. Me habló, de la calma y tranquilidad en su vida al tener esa valentia, y en cierta forma sentirse por primera vez libre de tantos años de sufrimiento.

Calma y tranquilidad que cambió,  cuando aceptó sacarlo de la clinica donde estaba recluido, para cuidarlo y hacerse cargo de él.

Ahora me pregunto …  ¿De dónde saca fuerzas  esa amable mujer de 73 años, para sacrificar sus últimos años con el hombre que rompió sus sueños?

¿Qué sentimiento, es el que lleva a una mujer a aguantar tantos años el maltrato?

Me pregunto, que habría hecho yo en su lugar… podria poner en práctica la misericordia?… no lo sé. 😉

¿Quien estaría dispuesta, como mi amiga a hacer lo que ella hace?…

¡Creo, que es un buen tema de reflexión!

Que tengan un lindo dia

Marisol

Post relacionados:

3 Respuestas a SENTADA FRENTE A SU ESPOSO…

  1. Marisol querida, me encanta como escribes, algún día espero leer un libro tuyo, es en serio, la vida esta llena de sueños que se tornan realidad, un abrazo amiga

  2. Hola Alí!

    Gracias por visitar mi blog, por tus palabras y tu apoyo!!

    Un abrazo para ti tambien!

  3. Realmente me sorprendió, leer este artículo, con mi marido nos separamos de mala forma. Si un dia lo viera enfermo, trataria de poner distancia lo mas lejos posible. No creo tenerle resentimientos pero nunca mas quisiera verlo viviendo junto a mi. Me sorprende tanto amor al projimo que le hizo daño y le marco la vida.

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Requerido *