Padre quita su hija a un secuestrador

secuestroMuchas veces el lugar donde vivimos se presenta quieto y apacible, te sientes segura y es lo mejor que te puede suceder a ti y a tu familia. Ese es tu lugar y es dónde tienes tu hogar.

Esos han sido los pensamientos que siempre he tenido, pero se volvieron en cierta preocupación, cuando leí la noticia de un hombre quien merodeaba un vecindario de noche y encontró una casa con una puerta que no estaba bien cerrada. El hombre entró a la planta baja de la casa (basement) para urgar y en su búsqueda encontró un típico dormitorio con una niña de cinco años durmiendo en su interior. El hombre la tomó en sus brazos dormida, mientras  los ruidos extraños a esa hora de la noche, despertaron y alertaron a los padres.

El padre se levantó y vió a un hombre fuera de su casa llevando a su hija en los brazos. Lo enfrentó, el hombre le entregó a la niña y huyó para esconderse en el vecindario, mientras la policia venía en camino. El hombre quien era de otra ciudad, minutos más tarde fue arrestado.

Muchas veces nuestro vecindario y alrededores cercanos son considerados lugares seguros dónde nunca ha pasado ni pasa nada. Yo pienso que en estos tiempos, es dificil encontrar lugares seguros, a excepción de nuestro propio hogar; el lugar de refugio y protección con el que todos debemos contar.

La lección de este “milagroso” caso como ha sido catalogado; es sentir la  responsabilidad familiar de protegernos y estar pendiente de cosas tan insignificantes, como cerrar bien las puertas y ventanas en nuestro hogar en todo momento, aunque síntamos que vivimos en un lugar seguro.

El sentimiento que tengo, es el de gratitud a Dios por ese padre valiente y su familia de Utah,  porque no están viviendo la tragedia que muchas familias viven por no saber el paradero de sus amados hijos.

¡Que tengan un lindo dia! 😉

Post relacionados:

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Requerido *