MI AMOR DE LA INFANCIA

Compartir en...

Tengo un amigo que se ha convertido en historiador de mi pueblo.

Sus investigaciones  las comparte en su página creada en Facebook.

Estas investigaciones, están acompañadas de fotografias de los primeros habitantes de mi pueblo y sus descendientes que le dierón y dan  vida al lugar donde crecí.

Mucha gente, se ha motivado a compartir sus fotografias, y entre ellas han aparecido imágenes del tiempo de mi niñez, mis amigos, y mi juventud.

He disfrutado, viendo fotos de mi primer profesor, muy guapo él y muchas profesoras que fuerón parte de mi educación en mi escuelita de la infancia. Una escuela chiquita, donde todos los niños del sector asistiamos para estudiar.

Entre esas fotógrafias, hay una que me hizo recordar tambien, a uno de esos niños, el que me robó el corazón en mi infancia y nunca lo súpo… ja

Recuerdo a Luis, y cuando lo miraba de reojo en medio de mi timidez. Verlo cada dia, era una gran motivación para ir a la escuela.

Cuando él me miraba, como cualquier compañero de curso mira a sus compañeras;  Yo, la muy timida, me ponia nerviosa y muy colorada.

Así tambien, fue que me puse coloradita de verguenza y rabia cuando, la profesora me eligió un dia para revisar las tareas a mis compañeros.

Fuí, mesa por mesa, pidiendo a mis compañeros, que me mostraran las tareas, hasta que llegué al lugar donde estaba Luis.

–  ¿Hiciste la tarea? –  le díje… muy nerviosa.

–  Sí, me díjo –  …

– ¿A ver? –  muestrámela, le dije muy seria

Nooo!…  No la hize –  me dijo – … Para calladito y brindandome una gran sonrisa…

No le díje nada, y segui revisando, hasta que terminé.

La profesora me preguntó…

– ¿Marisol… Todos hicieron la tarea ? – Si, señorita díje..

Entonces escuché, la voz de Luis diciendo – – ¡Yo, no la hice señorita!- …

Me dejó en evidencia, y me rompió el corazón, por unos dias.

No recuerdo que díjo la profesora, porque yo estaba roja de verguenza, rabia y tenia ganas de llorar. Lentamente para mi,  pasarón los dias y perdoné a Luis, porque  me habia enseñado que no debia mentir, bajo ninguna circustancia.

Año tras año fuimos creciendo, y cuando todos promediabamos los catorce años de edad, nuestro curso se graduó de la escuela primaria. Atrás quedó mi niñez, y los ocultos sentimiento por mi compañero de escuela.

A mis 16 años, nos encontramos en una fiesta, y me invitó a bailar con él; acepté lo miré con una gran sonrisa, y sin timidez. Y cuando me acercó hacia él …  Súpe que durante 8 años, habíamos sido siempre buenos y grandes amigos…  uff!.

Todos tenemos experiencias hermosas, que nos llenan de emoción, es lindo tener ese tipo de recuerdos, porque nos vuelven a los mejores tiempos, esos tiempos en que uno estaba formando su personalidad.

A mi, me gustan mis recuerdos, porque ellos afloran a mi mente a medida que pasa el tiempo, y me llenan de lindos sentimientos por los aprendizajes de mi vida.

ahhhh!… ojalá! Siempre podamos recordar, los momentos especiales y las lecciones aprendidas, en nuestra vida.

Que tengan un lindo dia!

Marisol

Save

Post relacionados:

2 Respuestas a MI AMOR DE LA INFANCIA

  1. Hola amiga!! Me encantó tu historia y es por eso que te quiero contar la mia…También ocurrió en mi escuelita de barrio…estaba cursando 4ª preparatoria. celebrabamos el aniversario del colegio, era un día especial …entre los programas que se llebarian a cabo tendría lugar una rifa, cuyos números se habian vendido con anticipación… cuando llegó el momento de el sorteo, había una tremenda algaravía , el entusiasmo propio de los participantes que esperaban por un premio…menos yo , pues no había podido comprar ni un solo numero…Empesaron a salir las personas sorteadas en medio de los aplausos de todo el colegio…No sabes cual fué mi sorpresa al escuchar mi nombre , habia ganado el primer premio!!!uf, yo no compré número…están equibocados, dije… Es tu nombre , es tuyo el primer premio, no recibiré ese premio porque no es mio!!! entonces alguien compró este número para tí, dijo el profesor…yo dije que no recibiria nada si no aparecía quien me lo compró… De pronto escuché una voz temblorosa que dijo “yo le compré el numero” era uno de mis compañeros del curso del lado Roberto…un niño tímido, morenito, que en ese momento estaba “rojito”… después supe…que yo era su amor secreto por varios años y nunca me dí cuenta, hasta ese momento cuando todo el colegio lo supo.
    Esta es mi historia amiga, como seguramente hay muchas parecidas , son vivencias y recuerdos que guardamos en el corazón y en nuestra mente y que al recordarlas volvemos a ser niños aunque sea por un instante .
    un abrazo amiga.

  2. Hola Silvia!
    Gracias por compartir esta historia tan linda amiga!. Algun dia te daré un gran abrazo!
    Cariños!

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Requerido *