LOS VIEJITOS VESTIDOS DE ROJO

Compartir en...

Los  Santa Claus, (Papá Noel) de estos lados, son igualitos a los que aparecían en los cuentos, que desde niña veia por televisión en la época de Navidad.

Muchos de ellos  tienen ya sus años, son gorditos, de piel rosada con pelo blanco, y se dejan crecer la barba para esta ocasión especial.

Uno de ellos fué contratado por alguien, hace algunos años y llegó a casa en nochebuena con una gran bolsa roja llena de regalos para todos. Fue asombroso para mis niñas ver a un verdadero “Santa”.

Era un hombre simpatico y grandote, que al caminar hacía sonar el tintineo de sus campanillas que adornaban el cinturon negro que afirmaba su panza, sobre la chaqueta y su pantalón.

Llegó a nuestra casa temprano siendo ayudado por una de sus jovenes elf.  Nunca supimos, quien o quienes mandaron a Santa con tantos regalos esa Navidad.

Hoy, todas las lindas experiencias vividas en las primeras navidades en este país cuando mis niñas eran pequeñas, son hermosos recuerdos almacenados en la memoria de cada uno de nosotros, por la bondad sin nombres que reina en el corazón caritativo de muchas personas en el estado donde  vivo.

Navidad, es mi época favorita, porque la bondad y la caridad, son contagiosas y nos motiva a  todos a ser más dadores que recibidores y porque como dice esta canción, – Mientras haya ternura… habrá Navidad!

Ojalá! los viejitos que se visten de rojo, tambien tengan una linda Navidad.

Navidad… Navidad…

Que tengan un lindo dia!

Marisol

Post relacionados:

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Requerido *