LOS CUPONES DE DESCUENTOS EN EL AHORRO FAMILIAR

Entusiasmada con la idea de aprender como ahorrar, me fui a una charla sobre como utilizar los cupones de descuentos.

Aprendí como usar los cupones de descuentos, los  que vienen insertados en las revistas de suscripción y en los periodicos de los fines de semana.

Aprendí  muchos tips para usarlos correctamente,  pero la clase no me convenció, y salí de alí pensando que igual, yo sin estos cupones era capaz de ahorrar comprando ofertas. 😉

Los cupones de descuento, es una práctica muy comentada y promocionada entre las dueñas de casa de este pais; pero, a mi parecer, solo algunas personas se benefician al usarlos;  ya que la mayoria de los descuentos de esos cupones son para artículos de marcas reconocidas y caras.

En la clase, la experta en cupones, puso en una mesa, muestras de productos que había comprado con cupones de descuento; entre ellas habia comida enlatada, cajas de cereales, productos de aseo personal y otros.

Me dejó pensando, en el precio que logró por cada uno de ellos.

Todas las participantes de la clase, estaban sorprendidas y muy animadas por poder aprender a hacer eso tambien.

Yo miraba los productos que estaban en la mesa y le comenté a una amiga en voz baja.

“Creo que yo, sin usar cupones, ahorro más”!- … pensé eso, porque eran productos de marcas caras y que no consumiamos en mi casa 😉

Tambien me pregunté si realmente valía la pena ahorrar de esa manera, al escuchar a la experta en los cupones comentar de las muchas cajas de cereales que tenia  almacenadas en su hogar, los champues, las sopas enlatadas y otros productos para mucho tiempo.

También nos contó como muchos productos que ha comprado han sido regalados y enviados a familiares de su pais de origen, y que para ella, los martes eran sagrados para hacer sus compras con sus cupones de descuento.

Al final de la clase, salí convencida que al comprar con cupones, podía llenarme de productos innecesarios al no querer perder “los descuentos de los cupones” y volverme sin darme cuenta en una compradora compulsiva pensando que estoy ahorrando.

Ultimamente he leido reportes en cuanto a este tipo de compra y de “ahorro”, y como muchas personas se están dando cuenta que pueden ahorrar más, comprando productos genericos buenos y baratos; que es mejor hacer un presupuesto antes de ir de compras, olvidarse de las latas de comida, y que es mejor planificar un menú semanal  para  preparar comidas frescas y nutritivas.

Personalmente, he aprendido que cuando vamos al supermercado y vemos un producto con un letrero llamativo marcando una oferta; no siempre es lo mejor, porque si buscamos por los lados puede haber otro más barato. También se puede ahorrar si buscamos las ofertas y hacemos comparación de precio entre un supermercado y otro.

No soy una experta en el tema del ahorro al momento de comprar, pero creo que muchas veces gastamos en cosas que no son prioritarias, perdemos la visión de lo realmente importante, como lo es ahorrar y nutrir a nuestra familia con alimentos frescos que ayudan a la buena salud.

No se trata de ser miserables, sino ser inteligentes y vivir bien, recurriendo al ahorro.

Que tengan un lindo dia.

Marisol

 

Post relacionados:

2 Respuestas a LOS CUPONES DE DESCUENTOS EN EL AHORRO FAMILIAR

  1. Cierto, la alimentación no deja de ser un negocio como otro cualquiera. La publicidad subliminal también está en las etiquetas de los envases de los productos.

    Por ejemplo, se ha demostrado que si en un envase de un producto la etiqueta pone 99% libre de grasa, se vende más que otro que ponga 1% de grasa, siendo los dos productos iguales y con el mismo contenido de grasa.

    También la gente prefiere que le regalen un producto cuando compran otro en promoción, antes de que le hagan descuentos, aunque paguen más. Lo mismo con envases que contienen un tanto por ciento más del producto por el mismo precio.

    Saludos

  2. Hola Luis!
    Gracias por compartir estos puntos; porque refuerzan la importancia, en cuanto a ser precavidos e inteligentes al comprar para lograr un buen ahorro, especialmente cuando compramos alimentos y articulos de primera necesidad.
    Gracias por tu comentario!
    Saludos!

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Requerido *