LA SALUDABLE DIETA MEDITERRANEA

DietComer sano es un desafío grande en este tiempo; por lo general hay poco tiempo y voluntad para aprender sobre que alimentos, combinaciones y cantidades nos hacen bien o nos hacen daño.

He pensado en cuanto a eso, porque mi familia y yo somos muy apegados a la comida tradicional de mi pais, que se basa en pan, arroz, pastas, papas, ensaladas con aceite vegetal, margarina, sal, carne, pollo, gaseosas o jugos envasados.

O sea,  llevamos una dieta desbalanceada, pesada y de poca variación.  ;(

Hablando sobre la alimentación alguien escribió: …”La dieta mediterránea es una dieta para vivir sanos y no engordar. No existe dieta especial, se puede comer de todo, aunque eso si, es imprescindible comer frutas y verduras y evitar abusar de grasas, frituras y carnes que es lo que hace daño al cuerpo. Es lo que se llama una dieta equilibrada”.

Este comentario llamó mi atención, porque sentí que las características de esta dieta mediterránea  podría  ayudar  a mi familia y a mi a tener una alimentación más balanceada y nutritiva.

Al leer sobre el tema, descubrí que la dieta mediterránea en el año 2010 fue elegida como Patrimonio de la humanidad  por la UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura)

Qué significa eso para mi? Pues, que esta dieta es valiosa. Es un estilo de vida modelo, que puede ayudar a preservar generaciones saludables y más longevas.

Se le dió el nombre de dieta mediterránea por el estilo de vida, basado en lo que comen y hacen los paises que comparten la zona costera del mar mediterráneo ,
entre  los que se encuentran, Grecia, España, Francia, Italia. En estos lugares la gente goza de buena salud y vive por más tiempo debido a su dieta variada y equilibrada, donde se come de todo pero en porciones.

La dieta de estos paises y su estilo de vida, han sido estudiados y han aportado evidencias científicas de que en estos lugares hay menos incidencia de enfermedades cómo el mal de Parkinson, Alzhaimer, Osteoporosis y el cáncer.

Esta dieta también protege de enfermedades cardivasculares;  reduce la presión arterial, reduce el colesterol malo, controla la obesidad, la diabetes y previene alergias como el asma.

El aceite de oliva extra virgen, es su ingrediente principal, evitan asi el uso de grasas saturadas como el aceite vegetal, margarina y mantequilla.

El pan de todo tipo es parte importante en la dieta mediterránea y se consume tradicionalmente untado en aceite de oliva, sopas, salsas y otros aderezos.

Los granos enteros no refinados proveen mucha fibra y proteinas. Las semillas y frutos secos como maní, avellanas, nueces, almendras dan también otro aporte de grasa buena a las recetas de esta dieta.

Las hierbas aromáticas y el ajo, dan sabor a los platillos y sustituyen el uso de la sal. Las hortalizas, frutas, aceitunas, aguacates; el pescado y  los mariscos, los lacteos descremados, el queso y el yogurt, son alimentos importantes en la dieta mediterránea.

El pollo, la carne roja y el vino se consumen con moderación. El agua se consume en cantidades suficientes.

La dieta mediterránea muestra también  que el ejercicio y estar en movimiento, es otra parte importante en su estilo de vida diaria.

En ésta dieta  se recomienda, evitar el cigarrillo, tener un descanso apropiado, y el comer acompañado  junto a la familia.

Pienso que muchos  problemas de salud, enfermedades crónicas y muertes , se evitarian si practicasemos  la dieta mediterránea.

Es interesante saber que al hacer la dieta mediterranea, no tenemos que andar por ahí sufriendo de hambre; sino más bien debemos aprender a variar y reducir las cantidades de comida que ingerimos. 😉

¡Que tengan un lindo dia!

Marisol

Imagen:

Post relacionados:

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Requerido *