JK. EL ANGEL QUE NOS VISITO Y SE FUE

Compartir en...

El dia de mi cumpleaños, estuve al lado de mis amigos.

Ellos estaban tomados de sus manos y relatando cuan difícil, había sido vivir la semana de vida  de su bebé.

Al escucharlos, sabía que hablar sobre eso, era un típo de terapia, que podía aminorar el sentimiento de tristeza que les embargaba.

No pude evitar que mis ojos se humedecieran, al ver a mis jóvenes amigos, vertiendo lágrimas al recordar el momento cuando su amado JK en sus brazos, los dejó para siempre.

Escucharlos fue un momento apacible de gratitud …

Me imaginé, a todos esos padres, que están a la espera de un milagro que pueda preservar, la vida de sus bebés.

Me imaginé a madres rogando a Dios para que haga su voluntad, o que les permita tener a sus hijos así, con sus males congénitos y todas sus dificultades.

En medio del frío, y el manto blanco de la primera nieve caída en este otoño, fue el funeral de JK.

Sus padres, seguirán sintiendo el calor que les dejó su ángel la última vez que lo sostuvieron en sus brazos; y seguiran sintiendo el calor de los abrazos de nosotros sus amigos, quienes les amamos a ellos aún más, por habernos brindado un gran ejemplo de fé y convicción absoluta de que volverán a ver a su JK  otra vez.

Sé que ésta, es una historia un poco triste, pero es un ejemplo de esperanza para todas las madres y padres sin consuelo.

Estos amigos jóvenes, han originado éste post, porque su fé me conmovió.

En memoria de JK. y para sus padres quienes lo aman.

Con amor

Marisol.

Save

Post relacionados:

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Requerido *