EL SUEÑO PATRIOTA DE MI NIÑO

Cada mañana, los niños en todas y cada una de las escuelas,  recitan su saludo a la bandera del pais. Allí tambien está mi niño,  orgulloso y patriota como el solo poniendo su mano en su pecho a la altura del corazón.

El es un Cub Scout como la mayoria de los niños, y es por eso que anoche lo acompañamos a  una reunion ceremoniosa, donde reciben reconocimiento y estimulo por sus proyectos y logros realizados.

En esta ocasión el salón estaba decorado con ramilletes de globos blancos azules y rojos, y en las mesas bien ordenadas habían unas cuantas fotografias grandes y chicas de soldados. Esas típicas donde los uniformados aparecen orgullosos junto a la bandera de la nación.

Habían también adornos cosas de interes  y prendas de vestir de los marinos, la fuerza aerea, la guardia nacional y el ejercito.

Los niños vestidos con camisa azul y pañoleta amarilla oro alrededor de su cuello,  se acomodaron en la primera fila, y los padres también buscamos nuestro lugar.

Al comenzar se escuchó el llamado del lider Scout hacia los niños; ellos se pararon ordenadamente y fueron en fila a buscar la bandera.

Todos los presentes, se pusieron de pie con su mano derecha a la altura del corazón.

Los niños Scouts trajeron la bandera caminando en fila india y la acomodaron en el lugar indicado. Se cuadraron y todos saludaron la bandera, con dos deditos al lado derecho de sus frentes, mientras todos recitaron el saludo a la bandera, la misma que la mayoria de los padres presentes, aprendieron cada mañana en las escuelas.

Yo como respetuosa chilena, puse mis manos detrás de mi, y me paré bien gallarda en silencio y mirando directamente la bandera, tal como lo aprendí en la escuela, en mi pais y tiempos de Pinochet.

Nos invitaron a sentarnos y todos disfrutamos de las presentaciones y testimonios de los veteranos de la Guardia Nacional, el veterano que estuvo en la guerra de Korea y el de Afghanistan quienes fueron los invitados.

Y yo me emocioné, (esta vez no hasta las lagrimas) cuando uno de ellos dijo, que el pais era libre por todos aquellos soldados que han perdido su vida defendiendo su pais. 😉

Al terminar la reunión, mi niño se me acercó tranquilamente preguntandome:

¿Oye mamá?… ¿Por qué tu no te pusiste la mano en el pecho asi?… y me mostró como.

-Umm, porque yo soy chilena, y yo ante la bandera pongo las manos atrás!-

… Oye! me dice, pero yo soy american y voy a ser un soldado, porque los Scout están preparados para ser buenos soldados!… Y ahi mismo le dije: – Noooooooo! Ja!

No quiero imaginar a mi niño vestido como soldado, es mi niño, mi unico varón, el que esperé por ocho años,  el lector incansable de las historias de Garfield, el niño prudente y bien portado, como todos dicen, es el que me abraza espontaneamente y me ronronea como un gatito, es al que cada mañana abrazo fuertemente cuando está adormilado y le digo que me mire a los ojos y que recuerde que es mi big boy,  que lo amo, y el que me responde,  mil veces… Yo tambien!.

Me he dado cuenta que es dificil luchar contra el patriotismo profesado por todas partes a lo largo y ancho de este pais; es dificil no contagiarse con tradiciones compartidas con el corazón.

Sé que mi niño crecerá y que posiblemente se convierta en soldado y esa será su desición.

seguramente cuando llegue ese dia, estaré apoyandolo con el corazón oprimido por la preocupacion y el temor.

Seguramente será mas fácil para mi, ponerme la mano en mi corazón, por mi hijo soldado, porque lo habré entregado a su patria, dejandolo ir tras sus desiciones.

Lo bueno es que tiene casi 10 años, y aún hay tiempo para muchas cosas, quizas hasta  hacerlo cambiar de opinión! 😉

Que tengan un lindo dia!

Marisol

Post relacionados:

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Requerido *