EL PELIGROSO RECUERDO DEL PRIMER AMOR

thinkingEncontré un nuevo libro en la biblioteca de la ciudad, cuyo titulo me animó a llevarlo a casa. ” La fidelidad es mucho más que amor” del terapeuta Walter Riso.  Un buen libro, que también llevé a mi trabajo para leer.

Después de varios dias, una amiga mientras se acercaba me dijo: – ¡Marisol! ¿Todavia estás leyendo el libro? –  Sii, le contesté –  “Lo que pasa, es que estoy releyendo una parte interesante, donde se refiere al recuerdo del primer amor. Le expliqué un poco sobre el tema y me dijo, -“¡Siii algunas veces, pasa eso!”-… -Si, le contesté – “Creo que algunas veces a todos nos pasa”- 😉

El tema me llevó a recordar una entretenida conversación con una amiga, cuando recién estaba aprendiendo a usar Facebook…

Hablando de la fácil comunicación que podíamos tener con familiares a distancia y el reencuentro con amigos queridos… Ella dijo complacida. “Hace unos dias, recibí una solicitud de amistad de un novio que tuve en mi juventud. Primero quedé paralizada al ver su nombre, pero despues pensé por qué no ser su amiga? Un dia mi esposo vió su nombre entre mis amigos…  -¿Y se enojo?- le pregunte. – “Nooo! él me dijo – “Yo confio en ti, además,  no me importa,  porque yo me casé contigo!  😉

Otra amiga, poco después de divorciarse, una noche  tuvo un sueño con un ex novio de su juventud y pensando que era un mensaje de ayuda de parte de él, lo buscó y lo encontró en Facebook, hablaron por telefono y se escribieron a menudo. Los viejos sentimientos se revivieron y se remecio también la estabilidad emocional y familiar de tal hombre. Mientras el le pedía tiempo para divorciarse “no por su esposa”, sino por sus hijos, ella sufría y pedía consejos que la llevaban a la angustia de pensar en tener que tomar una decisión entre lo correcto y lo incorrecto. Más tarde conoció a otro  hombre y a los pocos meses, se casó con él,  y  quedó tranquila. 😉

En este libro, “La fidelidad es mucho más que amor” el autor escribió, sobre aquel amor del pasado que hizo debutar nuestro corazón románticamente, aquellos que quedaron inconclusos o entre parentesis.

Me gustó éste parrafo:  “Cuando las cosas no andan bien en la pareja;  en el silencio de nuestro cuarto, cara a cara con la almohada y en el más vergonzoso atrevimiento, nos permitimos pensar en lo que podría haber sido y no fue. Sin darnos cuenta magnificamos, agrandamos y adornamos aquellos años locos, resaltamos la hidalguia de aquel esplendido principe o la bondad de esa singular amada amante”.

Me llamó la atención, este tema porque como dijo mi amiga; “¡Sii, algunas veces pasa eso!” y es verdad.  Cuando esos pensamientos y recuerdos vienen a la mente, se olvidan los motivos por lo cual se terminó con tal relación, en esos pensamientos, no hay infidelidad, no hay sufrimiento ni lágrimas; no hay engaño.

La realidad del pasado es muy distinta,  y como dice el autor, “la mente se empecina en tener vivo lo que ya expiró”. 😉

El consejo del autor, “Si aun veneras tu primer amor y lo tienes como punto de referencia, para comparar tu relación actual; quitalo del medio, porque es muy probable que tu mente haya fabricado una imágen idealizada de lo que fue. No pongas a la persona que amas a competir con un ser inexistente y cuasi perfecto que solo existe en tu imaginación. []

Realismo crudo y bello; eso es el amor maduro. Si tu relación de pareja no está bien, un encuentro con el primer amor, asi sea tomar un inocente café, es meterse en la boca del lobo. En estos casos, las probabilidades de ser infiel son altisimas y lo que suele guiar la infidelidad, es un intento inmaduro e irracional de recuperar un pasado que ya no existe”.

Un gran consejo, para tener en cuenta! 😉

Que tengan un lindo dia!

Marisol

Fuente: Tomado  del libro “La fidelidad algo más que amor”, autor Walter Riso.

Post relacionados:

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Requerido *