EL JOVEN QUE SE INTERESO EN LA MUJER DE LOS TAMALES

Lovely LadyAyer recordé esta cita: “Algunas personas entran en nuestra vida y se van casi al instante, otras se quedan y nos crean tal impresión en el corazón y el alma que nos cambian para siempre”.

La recordé, porque en la mañana buscaba información en un grupo de Facebook, donde me llamó la atención el comienzo de una historia. Quien la escribia era un joven, y pensé que anunciaba una fiesta o quería vender algo.

Cuando comencé a leer su historia me conmovió infinitamente, primero porque él es un joven, y segundo porque en su historia estaba involucrada una buena mujer que con su sacrificio le llenó el alma de compasión.

En su historia cuenta, como conoció a la señora Sanchez de 70 años, quien pese a la nieve y las bajas temperaturas que vivimos en éste tiempo de invierno, ella hace sus “tamales” y los vende en la ciudad.

Vino de México, a trabajar para tener dinero y ayudar a su esposo enfermo. No habla ingles, solo español y no tiene carro para movilizarse.

Lo que el joven pide, es que si alguien la vé, la apoye comprandole sus tamales o hagan un aporte a la fundación que creó para ella, con una meta de $5000 dólares. Su historia a conmovido y movido a muchos a traves de Facebook a cumplir esa meta y sobrepasarla. http://www.gofundme.com/6afeto

Hasta me dan ganas de llorar, al pensar en lo hermosa que es la historia de este chico y la autosuficiente señora Sanchez,  porque recalca una vez más, cuan importante es cuando nos interesamos en los demás y recorremos una segunda milla por ellos.

“Hay personas que nos crean tal impresión en el corazón y el alma que nos cambian para siempre”.Es una gran verdad porque a muchos nos ha tocado el corazón esa mujer de 70 años, con su ejemplo de sacrificio y autosuficiencia.

Es lindo que existan jovenes con el coraje de hacer algo por los demás. Un gran ejemplo a seguir y una motivación para ser mejores. 😉

Que tengan un lindo dia!
Marisol

Post relacionados:

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Requerido *