Dias de recuperación

nuevo dia

El nuevo año ha comenzado con dias soleados, y eso me ha animado a capturar momentos que posiblemente recordaré más que otros; porque me han animado un poco a salir del letargo que me ha producido la muerte de mi padre en los dias pasados.

Han sido dias, en que cada uno cuenta para la recuperación,  son dias en que he recordado a amigas que han vivido la misma experiencia, y con sus actitudes de fortaleza me han inspirado a secar mis lágrimas para seguir adelante.

Una de ellas es una querida amiga, que un 23 de diciembre llegó a trabajar como todos los dias; pero esa mañana en particular le corrian las lágrimas sin parar. Cuando la vi me preocupé y fui donde ella para saber que le pasaba, entonces me dijo muy triste, que antes de salir de su casa le habian avisado que su papá había fallecido. No sabía que decirle y sólo la abracé, porque sabía que en momentos así, ese es el mejor alivio para la resignación.

Me dolia su tristeza cuando la veía tratando de retener sus lágrimas que le fluian como si estuvieran siguiendo un cause natural. Ese dia y los venideros mi amiga asumiendo su pena, se convirtió en una inspiración para mi. En ese su primer dia tomé la resolución, de que yo sería tan valiente como ella, si perdia a mi padre algun día; pero no podía imaginar viviendo lo que ella estaba pasando dos dias antes de navidad….

Estos dias he recordado mucho a mi amiga, y su actitud me ha inspirado y he aprendido que uno siempre a pesar de las experiencias difíciles debe enfrentar estas situaciones aunque duelan porque  ¿Que puede  hacer uno cuando  vive tan lejos de casa y en tierra extranjera?.

Ahora atesoro aún más los recuerdos de los momentos difíciles que vivimos juntos como familia a pesar de sus sacrificios como padre responsable,  he recordado ese sentido de responsabilidad por siempre, su fe en Dios y la convicción que tenia, de que nos volveriamos a ver.

Me dejó saber que me amaba un dia antes de morir, cuando le hablé a traves del telefono y escuché a mis hermanas decirme contentas que me estaba escuchando porque había abierto sus ojos; igual yo sabía entre lágrimas que era nuestra déspedida. Ese era mi padre, un hombre, que siempre me brindó tiempo y me dejó hermosos momentos que influyeron en mi vida para siempre.

Los dias estan pasando, el letargo  también y los recuerdos vienen a mi de repente. Sé que todavia falta mucho, pero el tiempo está pasando rápido y estoy tratando de vivir los dias como mi amiga me enseñó . ¡Con determinación y una buena actitud, aunque duela!.

cielo azul

Después de los dias frios, he comenzado a disfrutar los dias soleados y lo hago caminando y capturando imagenes bajo el cielo azul, porque me imagino a mi padre allí, esperandome para abrazarme. 😉

Marisol

Post relacionados:

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Requerido *