Cómo Superar El Síndrome Del Nido Vacio

nido vacio

Dias después de escribir este post sobre el nido vacio , una noche me di cuenta que estaba siguiendo con la rutina de abrir y cerrar la puerta de la habitación de mi hija menor, como lo habia hecho siempre  antes de irme a dormir. Sabía que ella ya no estaba ahí, pero éste había sido su cuarto por años y seguía donde mismo; estaban las mismas cortinas, el mismo color de pintura y alfombra. Me dio un poco de nostalgia y la eché de menos.

Al darme cuenta de lo que seguía haciendo, pensé en el primer consejo que los psicologos dan a los padres, cuando los hijos se van de la casa.  “hacer cambios”  y me propuse hacerlos. Unos dias más tarde ese cuarto vino a ser otro, nuevo color de pintura en las paredes, nuevas cortinas, nueva alfombra con diferente color y un nuevo inquilino, mi hijo menor. 🙂

Así como este consejo hay otros, que también pueden ayudarnos a superar la etapa del nido vacio, cuando ya no somos tan imprescindible en la vida de los hijos.

¿Cuales son esos consejos?

Crear nuevos proyectos: No recuerdo el tema que se trataba en una reunión hace algunos años; pero, sí recuerdo a una mujer de más de cuarenta años, cúando se puso de pie, y compartió su historia, diciendo que ella siempre había estado en casa, que había cuidado, criado y educado a sus hijos y que ahora ya eran adultos jóvenes. Ella se sentía muy contenta porque tenia nuevos proyectos para su vida; dijo, que se sentía feliz porque podría realizarlos después de tantos años. Recuerdo que me ví en ella, estando en casa cuidando y criando a mis hijas que aún eran chicas, y vi lejano el día cuando eso sucedería en mi vida. El tiempo pasó muy rápido, y ese dia ya ha llegado. Hoy hay mucho espacio en casa para llevar a cabo, ideas y proyectos que nos ayuden a motivar nuestra creatividad y me siento animada. 😉

Reforzar la relacion de pareja: Una amiga casada, madre de tres hijos, una casada, un joven adulto y una adolescente, también un día comentó: “Siempre las cosas han estado bien casa, la familia ha estado unida, ahora que mi hija se casó y mi otro hijo ya no está, sólo nos quedamos con la adolescente que vive su mundo con sus amistades.

Un día observé a mi esposo, fue  como si lo hubiera redescubierto; pensé en él y en cómo el tiempo había pasado tan rapido, practicamente me pregunté ¿Quien es este hombre? Ya no era el joven con quien me había casado; observé sus cabellos que se estaban poniendo blancos, me fijé en las arrugas que luchaban por hacerse notar; ¿y saben?, siguió diciendo: Fue duro darme cuenta que a través de los años, me había preocupado tanto de nuestros hijos, que él se había vuelto un desconocido para mi y no sabiamos que hacer solos. Se me había olvidado que el era mi mejor amigo.

-Se los digo, eh?, dijo-: debemos preocuparnos y velar por nuestro esposo porque al final, los hijos nos dejan y el esposo es el único que se queda con uno. Ha sido una etapa muy difícil, pero tratamos de pensar en cosas para hacer juntos, por lo pronto empezamos a salir a cenar o vamos al cine todos los viernes.

Con respecto a este punto; algunos expertos aconsejan a las parejas a reinventarse de nuevo, evolucionar y adaptarse de una forma positiva al cambio, dicen que cuando esto no sucede, las parejas corren el riesgo de romperse. Algunos consejos para llevarse bien con la pareja pueden ser, comunicarse más, volver a ser amigos además de pareja, retomar los momentos intimos y buscar actividades de ocio comunes, ser pacientes con el otro y escucharle.

Hacer ejercicios: La Dra. Miriam Stoppard en su libro Guia de la salud familiar dice que “Si dejamos que nuestro cuerpo disminuya su actividad, el cerebro también lo hará. Ejercitar en forma regular puede acelerar la velocidad con que nuestro cerebro trabaja y estimula los recuerdos, por lo tanto mejora nuestra memoria. El ejercicio es el mejor medicamento para la preocupación. Si hacemos ejercicio, liberamos hormonas beneficiosas y una de ellas influye en nuestro estado mental. Esto contrarresta los efectos de la depresión, nos hace sentir tranquilos y, generalmente contentos con la vida-.

Relacionarse con amigos: Los amigos son una parte importante en la vida, compartir y disfrutar con ellos en grupos y planear actividades placenteras juntos, ayuda a tener otros proyectos y actividades. Creo que muchas veces olvidamos la importancia de esto. Hace unos dias un amigo fue operado de sus caderas, mi esposo lo llamó para saber como seguía, y lo encontró desanimado, y se sentía solo, lo visitó y este amigo le pidió que cuando saliera y tuviera que hacer algo, le avisara para acompañarlo. Al sentir la soledad que siente nuestro amigo, pienso en lo importante que es consevar buenos amigos porque siempre puedes contar con ellos a pesar del tiempo. Es una etapa difícil, dónde creo que los amigos se pueden ayudar mutuamente para tener una mejor actitud hacia el futuro y la vida.

Apoyar la independencia de los hijos: Una amiga vino a casa hace unos dias y me dijo. Mari! ando buscando un lugar para rentar, vendí mi casa y tengo que salir de ahí en una semana. ¿Sabes si alguien por ahí, está rentado una casa? Muy sorprendida le dije: -¿Vendiste tu casa?- Si, me dijo: “Porque me están construyendo otra con basement (planta baja) y entrada separada, para mi hija, para que esté contenta, todo ese espacio será sólo para ella. Me dá mucho miedo que se vaya de la casa. ¡Yo me muero de pena si lo hace! – ¡¡Nooo, yo quiero mucho a mis hijos!! -Exclamó!-

Me dejó sorprendida y pensé, que mi amiga, sólo estaba pensando en ella;  y es así como muchas veces limitamos las experiencias por las cuales deben pasar nuestros hijos al tomar sus propias decisiones… Me sentí una mamá más madura y con experiencia en el tema, a pesar de los miedos normales que muchas veces siento como madre.

He aprendido que es muy importante que los hijos sepan que los apoyamos en sus desiciones, debemos dejar que crezcan y disfrutar con ellos la nueva etapa de su vida.

Ojalá, las experiencias contadas y estos consejos nos ayuden a ver el gran panorama del futuro que tenemos por delante como padres; una vez que  nuestro nido se vaya quedando vacio. 😉

¡Que tengan un lindo dia! 😀

Marisol

Post relacionados:

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Requerido *