COMO EVITAR EL DESPERDICIO DE ALIMENTOS

TrashAl empezar cada año viene el trámite de declaración de impuestos. Cada vez que esto ocurre salgo de la oficina del contador preguntándome y meditando donde fue a parar todo ese dinero.

Esta vez comenté esto con mi esposo e hice un rápido balance de nuestros gastos. Entonces mi esposo dijo: – ¡Y… el Macey’s!

Ah, -Se me había olvidado el Super, donde compramos nuestros alimentos!

Esto nos hizo reflexionar también en el dinero perdido cuando los alimentos van a parar inevitablemente a la basura, porque ya no sirven. Me acordé de todos los pepinos que fueron quedando resagados en mi refri y que terminaron en la basura, y que por ese descuido me hacen sentir culpable.

El antropólogo Timothy W. Jones de la Universidad de Arizona, en el año 2004; hizo un estudio sobre los desperdicios de alimentos en Estados Unidos, y estableció la cifra de entre un 40 y 50 % de alimentos que se desperdician en la producción, la elaboración de los alimentos, en los restaurantes, etc. En su estudio constató que los hogares pierden al año el 14 por ciento de sus compras de alimentos.

En el año 2010 la oficina de Estadisticas del trabajo de Los Estados Unidos mostró que los hogares del país gastaron un promedio de $6.129 ese año en alimentos.  Algunos expertos en desperdicio de alimentos dicen que la pérdida alcanza la cifra de $ 1.532 dólares al año.

Jonathan Blom periodista y experto en el desperdicio de alimentos y autor del libro “American Wasteland” dice que el desperdicio de alimentos se debe a la poca planificación que hacen las familias al comprar, ya que la cantidad de comida que tiramos, se relaciona directamente con la cantidad que compramos para meter en el refrigerador.

Las siguientes son algunas pautas que él y otros expertos en el tema, nos dan para reducir el desperdicio de alimentos.

1. Hacer un seguimiento de los alimentos que se están desperdiciando en el hogar.

2. Reducir la compra de ese producto.

3. Hacer un menu semanal de alimentos

4. Hacer una lista de compras, incluyendo cualquier articulo adicional que falte para preparar ese menu.

5. Antes de salir a comprar hacer un inventario de lo que se tiene; mirar en el refrigerador, el congelador y la alacena. Estar atentos a los productos que estan próximos a deteriorarse y los que están en la fecha próxima a vencerse.

6. Comprar los alimentos cada vez que necesitemos, aunque esto signifique ir muchas veces al supermercado.

7. Los alimentos se deben organizar para que no se deterioren, por ejemplo la leche dura menos si la dejamos cerca de la puerta en el refrigerador, porque no es un lugar tan frio como el centro.

8. Mantener la comida sobrante cerca de la parte delantera del refrigerador.

9. Reducir el amontonamiento de condimentos en el refrigerador para dejar espacio a los alimentos.

10. Usar las fechas de vencimiento de los productos como una pauta, no como fechas definitivas, eso significa no botar los alimentos al dia siguiente de su vencimiento.

11. Servir porciones más pequeñas de comida al principio, así si alguien quiere repetir puede hacerlo porque tiene espacio para un poco más.

En fin, aprovechar los alimentos sobrantes, no es comer lo mismo dos veces sino hacer un plan de comidas que incorpore las sobras del dia anterior, por ejemplo si hacemos arroz graneado un dia, podemos incluir al otro dia el arroz sobrante en una sopa.

Este tema de la cantidad de alimento que botamos como desperdicio, es interesante y todo un desafío, porque a pesar de los muchos malabares que uno hace para no desperdiciar comida, siempre va a ver algún alimento que se nos pase y será inevitable que vaya a parar a la basura, como es el caso de los pepinos que he comprado y se han convertido en basura! ;(

Al menos, muchos supermercados, restaurantes y otros negocios evitan, entre lo que pueden, desperdiciar alimentos; sacan los próximos a sus fechas de vencimientos y los regalan a las obras de beneficiencia; porque aunque sea dificil de creer, hay muchas personas que recurren a estos lugares porque no tienen que comer.

Al final de toda la reflexión sobre dónde va a parar tanto dinero en el año, y descubrir que mucho de ese dinero se gasta en alimento y que también mucho de ese alimento lo desperdiciamos; No puedo menos que pensar en que debemos mejorar y reflexionar mucho, en lo que nos cuesta ganar el dinero para nutrirnos.

Creo que debo hacer un esfuerzo mayor por aprender sobre este preocupante tema. 😉

Que tengan un lindo dia!

Marisol

Imagen: Mundodemujer

Fuente: Algunas estadisticas periódico Ok Español.

 

Post relacionados:

Deja un comentario

Tu email no será publicado. Requerido *