Category Archives: Maternidad

Un Mensaje Para Las Madres

Felíz dia de las madres. Que tengan un lindo dia amigas… Reciban un gran  abrazo desde “mundo de mujer”.

Marisol

Como Ser Una Mamá Feliz

mamá

Me gusta ver la sonrisa de mis hijas cuando en nuestras conversaciones salen a relucir los detalles y pormenores del dia cuando cada una de ellas nació. Les cuento los detalles de la historia de lo que sucedía alrededor, de cómo estaba el clima ese dia, a que hora fue. Lo que pasó minutos antes que nacieran, las actividades que hice el dia anterior y también les hablo de las “maldades” que hacían cuando fueron creciendo.

Siempre, salen a relucir detalles nuevos para recordar y que nos hacen reir a todos. A menudo me pregunto… ¿Cómo hice para vivir la experiencia de ser una mamá contenta desde que llegaron a mi vida?… Y se me vienen a la mente los recuerdos de algunos típs que me funcionaron y me ayudaron a disfrutar mi vida con ellas.

Estos típs que expongo a continuación son los que se convirtieron en hábitos que facilitaron mi vida como mamáSeguir leyendo

Felicidades Mamás

sol“Ruego que cada uno de nosotros atesore esta verdad:  “Uno no puede olvidarse de su madre y recordar a Dios. Uno no puede recordar a su madre y olvidarse de Dios. ¿Por qué? Porque esas dos personas sagradas, Dios y la madre son compañeros en la creación, en el amor, en el sacrificio y en el servicio, son como una sola”. (Thomas S. Monson)

“Recuerdo un dia como hoy 10 de mayo dia de la madre. Era una niña y era martes dia de escuela, era un dia frio y lluvioso de otoño; y en la clase pasamos una gran parte de la mañana creando un regalo para la mamá.

La maestra llevó las copias de un lindo pato y tuvimos que recortar muy bien la lana de colores que llevabamos para la clase. Esparcí el pegamento en el dibujo y con mucho cuidado pegué la lana y cubrí de color marrón claro mi pato. Lo miré una y más veces para asegurarme que estuviera perfecto, y con unas letras grandes y chuecas escribí Felíz dia mamá. Me sentía contenta, porque para mi, mi patito era el más lindo de la clase.

Cuando me fui a casa, corrí ansiosa, porque lo único que quería era dárselo a mi madre para que lo viera. Entré corriendo llamándola y entre lo atareada que estaba con mis hermanos más chicos, ella se acercó, le pasé mi regalo, lo observó sonriendo y me dijo lo lindo que estaba, luego me abrazó fuertemente. Súpe que le había gustado porque estaba emocionada y con lágrimas en sus ojos. 😉

Seguir leyendo

No Más, Mamá Perfecta

momUna de las fotografías más tiernas que tengo, es ésta donde aparece mi hija leyendole un cuento a su primer bebé. Cuando ví esta imagen por primera vez me emocionó, porque me dí cuenta que mi hija se estaba esmerando por ser una madre perfecta. Lo mismo que hice yo con ella cuando nació, y mi historia de madre comenzaba a escribirse en los juveniles años de mi vida.

Recuerdo esos dias y a mis amigas también, cuando andabamos ojerosas pero cargadas de energía siendo madres primerizas, y compartiamos con detalles exagerados, las aventuras increibles que estabamos viviendo como madres y con nuestros únicos hijos inteligentes. Hoy cuando escucho comentar  a las recién entrenadas madres jovenes sobre la maternidad, y aconsejan sobre la crianza de los hijos; me veo a mi misma siendo una madre joven y creyendome una madre perfecta, con una hija y una vida perfecta. 😉

El libro ‘No more perfect mom’ (No más mamá perfecta) habla sobre este tema y desde que lo encontre, llamó mi atención por su gran título y pórque en su portada aparece la imagen de las piernas de un niño pequeño usando un calcetín con rayas de colores y otro rojo, colores que nunca combinarán entre si. Al ver esto pensé… ¡Qué ingeniosa manera de explicar lo que sígnifica no ser una madre perfecta. Seguir leyendo

Historicos y lindos momentos de mi vida actual

BabyEntre el trabajo, el hogar y los detalles diarios que son parte de mi vida, siento que el tiempo cada vez pasa más rápido. Lo veo así también, cuando pienso en lo grande que están mis hijas a quienes en ocasiones he mencionado en algunos de mis post.

Veo como inexorablemente el tiempo ha pasado rápido dejando atrás la linda etapa de la adolescencia de ellas. Recuerdo cuando mi hija mayor se casó y todas mis amigas me dijeron. -No te darás ni cuenta, cuando tu otra hija también lo haga”-.

Dicho y hecho, ahora las dos mayores están en una nueva etapa, viviendo y aprendiendo contentas su vida como mujeres grandes, esposas y cada una en la espera de su primer hijo; y yo, mientras los dias siguen pasando como si volaran, estoy esperando “pacientemente” estrechar en mis brazos a esos bebés.

Yáaa, lo asumí, ésta última parte del año 2014 me convertiré en “abuela” cuya etiqueta, mis amigas no esperan para recordarmela entre sonrisas y abrazos, diciéndome… -¡Marisol, es la mejor etapa que vas a vivir!… Todas las que están viviendo la experiencia, me tienen ansiosa por descubrir a qué se refieren cuando me dicen eso. 😉 Seguir leyendo

UNA MADRE MAYOR

Hace algunos años le pregunté a una amiga, como se sentía al estar embarazada por primera vez y con 37 años, me respondió que se sentía bien de salud, aunque también reconocía los riesgos que corría su bebé.

Le pregunté, porque en ese tiempo, ver a una mujer mayor esperando un bebé, era algo poco comun, no cómo en éste tiempo en que es normal ver muchas embarazadas despues de los 30 y 40 años.

Las estadisticas muestran que a pesar que la fertilidad disminuye con los años, hoy se puede ver que las mujeres mayores igual pueden tener un embarazo exitoso si a esa edad ellas están sanas.

Tambien los estudios muestran que no es fisicamente peligroso para la mujer embarazarse despues de los 30 o 40 años.

Este tema me hizo recordar mis 36 años y con 5 meses de embarazo,cuando antes de mi ultrasonido para saber el sexo de mi último bebé, me invitaron muy amablemente junto a mi esposo, a una pequeña oficina en el hospital para hablarnos de los riesgos que tenía el bebé de nacer con Sindrome de Down.

El doctor explicó que podían hacer un examen para saberlo y que podiamos decidir no tenerlo; me dijeron que ellos podían salir del cuarto para que lo conversaramos y tomaramos una decsición.

-¿Me está diciendo que puedo abortar a mi bebé si viene enfermo? pregunté… Seguir leyendo