Monthly Archives: February 2013

TEÑIRSE EL PELO EN CASA

Hair colorTeñirse el pelo es una práctica muy popular que a la mayoria de las mujeres nos encanta para renovar el look, tapar canas que van apareciendo con el tiempo y porque cambia nuestra apariencia.

Un dia, en una de esas conversaciones típicas entre amigas, una de ellas como si me hubiese descubierto, me dijo sorprendida: -¿Marisol te tiñes el pelo? – Si le respondí. -¡Se te vé bonito! – ¿Oh, si?…-“El único problema es el mechón de canas rebeldes, que no hay salón de belleza ni tintura profesional, que hasta ahora me permita conservar el color uniforme en todo mi pelo- le dije 😉

-“Ah, yo me aburrí de ir a la peluqueria y opté por teñirme el pelo en mi casa”- respondió- Le observé su pelo negro brillante, lo ví bien, y me dijo nuevamente…

– ¿Sabes, que es bueno para que las canas tomen bien el color?  “Empapas un pañito con vinagre y lo pone unos 10 minutos en donde tienes más canas, y después aplicas el tinte.

¿-Si-? -No habia escuchado eso! … -“Si dijo ella entusiasmada, yo siempre lo hago”. Seguir leyendo

GRACIAS POR UN AÑO MAS

soleHoy es el cuarto aniversario de mi primer post con sentido en este blog, el que logré publicar gracias al apoyo y conocimiento de algunos nuevos amigos, quienes me ayudaron cuando Alberto Villanueva autor del blog www.haganegocios.com, nos enseñó el curso online “Como hacer un blog y ganar dinero”.

Desde ese dia de mi logro, han pasado cuatro años y mis adolescentes ya son unas jovenes talentosas en busca de su futuro; mi hijo tambien está creciendo rápido; hecho que no me gusta mucho porque desde mi primer post se han agregado cuatro años a mi vida y estoy creciendo también; supongo que a muchas (os) les pasa lo mismo, no nos gusta que el tiempo pase tan rápido. 😉 Seguir leyendo

COMO EVITAR EL DESPERDICIO DE ALIMENTOS

TrashAl empezar cada año viene el trámite de declaración de impuestos. Cada vez que esto ocurre salgo de la oficina del contador preguntándome y meditando donde fue a parar todo ese dinero.

Esta vez comenté esto con mi esposo e hice un rápido balance de nuestros gastos. Entonces mi esposo dijo: – ¡Y… el Macey’s!

Ah, -Se me había olvidado el Super, donde compramos nuestros alimentos!

Esto nos hizo reflexionar también en el dinero perdido cuando los alimentos van a parar inevitablemente a la basura, porque ya no sirven. Me acordé de todos los pepinos que fueron quedando resagados en mi refri y que terminaron en la basura, y que por ese descuido me hacen sentir culpable. Seguir leyendo