He Ganado Un Dia Más De Vida

snowing

Mi hogar sigue siendo un lugar de encuentro entre mis hijas y sus queridas amigas de la infancia. Esos momentos dejan en mi, lindos recuerdos de risas, historias confidentes, aroma a chocolate caliente con canela, peliculas, juegos de mesa y por supuesto música y guitarreo.

Me di cuenta de eso al escuchar una entretenida conversacion con risas en el living de mi casa y cuando a traves de los acordes de la guitarra mis hijas con una de sus amigas empezaron a cantar un popurrí de canciones de Navidad, incluidas algunas que me recordaban a Elvis Presley.

Una de esas canciones me trajo a la memoria, cuando hace un año en ésta misma temporada asistí a un Café, donde mi hija junto a otros amigos aficionados a la música, iban a ser parte de un show navideño.

El lugar era cálido y estaba repleto de jóvenes sonrientes y amistosos. algunos comian en las pequeñas mesas que estaban en las orillas del local, otros estaban sentados comodamente en los sofás que estaban frente al pequeño escenario que tenia el Café.

Los jovenes aficionados a la música se preparaban para su actuación, mientras una joven de cabellera dorada, alegre y divertida, daba la bienvenida a cada uno de sus amigos para que comenzaran su presentación en el show.

Con su sonrisa y su entusiasmo, esa joven animaba a todos a aplaudir a sus talentosos amigos, hasta que le tocó el turno a ella y a su grupo donde estaba también su joven esposo. Seguir leyendo

No Más, Mamá Perfecta

momUna de las fotografías más tiernas que tengo, es ésta donde aparece mi hija leyendole un cuento a su primer bebé. Cuando ví esta imagen por primera vez me emocionó, porque me dí cuenta que mi hija se estaba esmerando por ser una madre perfecta. Lo mismo que hice yo con ella cuando nació, y mi historia de madre comenzaba a escribirse en los juveniles años de mi vida.

Recuerdo esos dias y a mis amigas también, cuando andabamos ojerosas pero cargadas de energía siendo madres primerizas, y compartiamos con detalles exagerados, las aventuras increibles que estabamos viviendo como madres y con nuestros únicos hijos inteligentes. Hoy cuando escucho comentar  a las recién entrenadas madres jovenes sobre la maternidad, y aconsejan sobre la crianza de los hijos; me veo a mi misma siendo una madre joven y creyendome una madre perfecta, con una hija y una vida perfecta. ;)

El libro ‘No more perfect mom’ (No más mamá perfecta) habla sobre este tema y desde que lo encontre, llamó mi atención por su gran título y pórque en su portada aparece la imagen de las piernas de un niño pequeño usando un calcetín con rayas de colores y otro rojo, colores que nunca combinarán entre si. Al ver esto pensé… ¡Qué ingeniosa manera de explicar lo que sígnifica no ser una madre perfecta. Seguir leyendo

Padre quita su hija a un secuestrador

secuestroMuchas veces el lugar donde vivimos se presenta quieto y apacible, te sientes segura y es lo mejor que te puede suceder a ti y a tu familia. Ese es tu lugar y es dónde tienes tu hogar.

Esos han sido los pensamientos que siempre he tenido, pero se volvieron en cierta preocupación, cuando leí la noticia de un hombre quien merodeaba un vecindario de noche y encontró una casa con una puerta que no estaba bien cerrada. El hombre entró a la planta baja de la casa (basement) para urgar y en su búsqueda encontró un típico dormitorio con una niña de cinco años durmiendo en su interior. El hombre la tomó en sus brazos dormida, mientras  los ruidos extraños a esa hora de la noche, despertaron y alertaron a los padres.

El padre se levantó y vió a un hombre fuera de su casa llevando a su hija en los brazos. Lo enfrentó, el hombre le entregó a la niña y huyó para esconderse en el vecindario, mientras la policia venía en camino. El hombre quien era de otra ciudad, minutos más tarde fue arrestado. Seguir leyendo

El juego de compararnos con las demás

autoestima

Joel Osteen escribió: “Muchos de nosotros no lo percibimos, pero la raíz de muchos de los problemas sociales, fisicos y emocionales es el simple hecho que las personas no se quieren a sí mismas. No están conforme con su aspecto físico, su manera de hablar o comportarse. No les gusta su personalidad y siempre se están comparando con otras personas, deseando ser algo diferente. “Si tan sólo tuviera la personalidad de…” “Si tuviera el fisico de…” ” “Si tuviera más aquí y menos allá, entonces sería felíz.” (Libro Su mejor vida ahora)

¿Qué mujer no se ha comparado con otra durante su vida? ;)

En mi trabajo cada una tiene asignaciones de acuerdo a su destreza y rápidez para coser. Una mañana me dí cuenta que a mi compañera quien se sienta a mi lado, le habían pasado parte de mi trabajo. Me sorprendió la rápidez con la que hacía lo mismo que yo, entonces me empecé a preocupar y comencé a apurarme más de lo que debia, por ir a la par con ella. Mientras estaba en esta batalla por seguir siendo vista como la mejor aparentemente mis brazos empezaron a dolerme. De pronto me di cuenta que me estaba comparando con una mujer que había estudiado costura y llevaba más de 18 años cociendo, mientras yo, apenas comenzaba. Paré de compararme con ella y de sentirme insegura en cuanto al trabajo que yo hacía. Hoy me alegra ir a la par con ella … Con los años uno mejora. :D

El juego de compararnos con los demás, es un tema real y cotidiano que afecta nuestra vida, nuestras emociones y empobrece nuestra autoestima. Nos comparamos negativamente cuando pensamos que otros son mas favorecidos con atributos, talentos y que nosotros no tenemos; nos olvidamos de vivir la esencia de lo que somos y de encontrar la felicidad.

El tema del compararnos con los demas está en un subtitulo del libro “No more perfect moms” de la autora Jill Savage. Un libro que me gustó leer, porque el tema central hace referencia a los sentimientos y problemas que se suscitan en nuestra vida diaria a raíz de buscar la perfección en lo que hacemos en nuestros roles de mujer, madre y esposa. Seguir leyendo

Sentimientos de una abuela

Little Girl.jpg

Al reencontrarme con mi blog y empezar a escribir este post, he recordado a una amiga de mi juventud cuando en nuestras conversaciones transcendentales me decia: “Cómo me gustaria que cuando yo digo me duele esto o me siento muy felíz, las personas pudieran sentirlo igual como yo lo estoy sintiendo”.

Es lo que pienso en éste momento… ¿Cómo puedo transmitir en éste post la felicidad que he estado sintiendo?

Me siento contenta, bendecida porque conocí a mi primera nieta despues de haber nacido en otro estado hace dos meses. Fue indescriptible el momento cuando por primera vez pude verla, sostenerla en mis brazos y mecerla mientras ella quieta y dulcemente me observaba haciendome sentir como si ya me conociera. Se me vino a la mente lo que alguien me dijo:” Es curioso que cuando son tan pequeñitos parecen mayores, tan serios como si entendiesen todo lo que se les dice”-.¡Es la pura verdad! Seguir leyendo